DE MADRUGADA

Cuando te miro,

parece que te leo

más si te leo

seguro que te miro

como un verso

vivo

que se escribe

y se pronuncia

suave

como un susurro

enronquecido

Una mirada tuya

de repente

se levanta

en el interludio

exquisito del momento

planta

un enredo de latidos

los tuyos

con los míos

con ese fuego

que abrasa

mientras la vida

se desliza y pasa

dejando huella

del instante

El sol se ha puesto

de este lado del mundo

y ya no somos más que eso

seres diminutos

del laxo Universo

conectados,

luciérnagas

tortuosas

que en la fresca noche

buscan,

la fútil excusa

para escribir

lo que se siente,

que de repente

sublima la forma

apenas se pronuncia,

taimadamente,

pero ambos

en silencio

lo sabemos,

se escribe

se teme,

se lamenta

como gemido leve

que nadie escucha

y se lo lleva el viento

que apenas mueve

este sentimiento

que deja pasar

un delicado beso

que hace timbrar la rima

cogiendo el ritmo,

mimando el verso.

Tan fuerte como

una caricia taciturna

se torna este creciente tormento

que no deja dormir

a esta hora,

hasta que quizás

dejes de mirarme

y no te lea

ni te mire

para que sigas en el afán

de tejer con prisa

tu carta de amor

para el siguiente día

con otra mirada

más una sonrisa

camposdeoro

31119

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s