LA SONRISA

Quise sorber tu tristeza

haciendola mía,

pero diste un paso atrás,

no me dejaste

nada

Quise encender

en esta noche

lleno de angustia

cada estrella,

invocando algún mágico fuego

que iluminara tu sonrisa

pero mi Alma

fue apagada

en el esfuerzo

Por último ,

casi vencido,

desplegué ufano

con mis brazos

la brisa,

los eolos,

los alisios

los seres alados

sobre la tierra

danzando con todos

“la Danza de las Horas”

y enredé torpemente

mis pasos

Al final,

amada mía

vencido como El Quijote

loco de atar, enamorado,

me acerqué armado de solo ternura

para cubrir tu cuerpo

de lánguidos besos,

suaves mordiscos alumbrados

y nos hicimos Uno.

La sonrisa se hizo Día.

camposdeoro16119

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s