“#POEMA PARA UN HERMANO

POEMA PARA UN HERMANO

A Carlos Lacayo Maliaño(calelo)

Hermano mío

cerrero hermano,

de años, con años, más años

varón primero,

que dedico la lírica

de mis manos,

Ahora que te visto

ahora que te veo

como yo estoy

así me veo,

sabios de tiempo,

algo viejos,

primogénitos

del amor de aquellos

que con amor

engendraron

esculpiendo en nosotros

una misma estirpe,

un grito de lucha,

el tesón de la batalla,

de esta vida,

en cada día

Te he visto fresco,

más aún,

dinámico,

entero,

he afirmado,

Vos soñador enamorado

que araña pedazos a la vida,

queriendo esa vida,

que de repente

da la vuelta

y de amor

nos abandona,

La muy cruel

desleal,

injusta,

desparpajada,

como a veces yo la veo

como la reto y la encaro

le crispo los puños,

la meto en miedo

Se da la vuelta,

me teme

batalla a batalla

me impongo,

Solo hay que darle la cara.

Pero vos, hermano mío

con tu pícara mirada

de mozalbete malicioso

risa burlesca,

espontánea,

fragancia de mangales,

de nísperos

de nancitales

frutas, flores y florecitas

de tu silvestre

primavera

la ven,

viendo esa Vida de diferente

manera

Te le ríes

te le burlas,

la atrapas

amansas,

la tratas entonces diferente

cual fuera

un pajarito

de paloma en nido,

como el que hoy

he mirado

al viento

por mi ventana

atesorando al crío

Y así vos,

cual Deidad del Elan

que atesora

que redime

al nuevo pichón

que se llena de Vida

te levantas de ternura

dejando al gigante,

cual fiero Gratión

Aunque Siguen llorando

a veces tus ojos

del sempiterno humo

de ese cigarrillo

traicionera la tos

que tu cuerpo expulsa,

no se va con ella

tu Esperanza

-me dijiste-

La Vida,

la que trasciende,

es mi Esperanza!

Ah viejo, hermano viejo

sueña así,

vive así,

sigue en el delirio

de tu sueño

vivo,

fecundo,

y continua

Quirón,

Centauro tutor

de tantas esperanzas.

Déjanos a los poetas

hermano,

escribir a pulso

la épica

de tu caminar viajero

que yo

bajo la sombra

de ese Mango

al que quiero ir

cuando caiga la tarde,

para cobijar de Tierra

el Soma que se asoma,

con su manto umbrío

Y seguiré

seguiremos,

acaso seguiremos

hermano mío

cazando por los montes aledaños

pescando en los ríos abundantes

de peces, aventuras y centellas

para seguir atrapando

las estrellas

aladas,

fugaces,

etéreas,

de todas

las más bellas

que flotan esperando

por ahí

en el sideral espacio

que muchas veces juntos

le robamos

desde niños,

a esa bella

condenada

casquivana

cosa linda de la Vida:

la Alegría !

camposdeoro2119

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s