“CUENTO DE UN JOVEN GUERRERO” (pintura poema). Sumi e/papel Xuan. 39×24 cm

(A Don Carlos Lacayo Marenco, ejemplo de Integridad

ita postumus partem)

El joven que Poder

quería

se movió

colina arriba

que al encontrarlo

solo y de repente,

su corazón

llenó de Alegría

Mas tristeza fue el camino

cuando éste negando le dice:

“Contigo no puedo ir

muchacho valiente.

Pero sigue subiendo derecho

no sea que en ese trecho

vaya y te deslices”

Vio algo que no descifró

su mirada

y que al verle le dijo:

“La Integridad Soy,

la Plenitud me llaman

más contigo no me compete ir

Debes entonces,

más arriba seguir….”

Más curioso que abrumado

continuó aquella jornada

cuando color de piedra preciosa

a mirar asombrado

se detuvo

pues un mágico reflejo

de su ser entero

había encontrado.

Ah jornada larga y escabrosa

sorpresiva y milagrosa

al Divino mismo

enfrente lo tenía

que con efluvios

de incienso rico y perfumado

subía desde abajo

hacia arriba

a todos lados

Entendió entonces

para la posteridad

para la historia

que el Poder y la Gloria

en la Integridad

residen

y esta Es El Universo

mismo

donde el Divino Dios

se crece

dando Poder al ser

cuando la Integridad

lo merece

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s